Dulces dominicanos

Noviembre 21, 2014 by  
Archivado en Dulces Dominicanos, Gastronomía

Si existe algo universalmente conocido como el elemento perfecto para hacer feliz a una persona es el dulce. No importa la forma, procedencia o sabor, esa deliciosa experiencia le sube el ánimo a cualquiera y generalmente la gastronomía de un país no está completa sin un buen repertorio de dulces típicos para probar y disfrutar durante la estadía. En República Dominicana este repertorio es bastante amplio e incluye desde recetas simples hasta platos complejos que requieren días de preparación.

Uno de los dulces esenciales para los dominicanos es el Pan de Batata. Una combinación de leche de coco, canela, jengibre y batata rayada, de la que se obtiene un pan dulce, de textura gruesa y mucho sabor. La batata o sweet potato, como se le conoce internacionalmente, permite transformarla en una especie de harina y puede ser utilizada para preparar este pan o algún pastel acompañado con alguna mermelada o almíbar.

El coco es muy común como ingrediente para los dulces dominicanos, y existen varias recetas que lo incluyen con un nivel protagónico dentro de las mismas. Tal es el caso del Jalao de Coco, que resulta de la mezcla de coco rayado con melaza (o melao), una miel que se obtiene de la caña de azúcar. También está el Palito de Coco, que se puede comprar en los semáforos y es prácticamente coco con azúcar. Otro ejemplo es el Chumberele, una receta que se asemeja en textura a un macarrón y se realiza con la combinación de coco, leche evaporada y limón.

Un plato famoso dentro del catálogo de postres dominicanos es el Arroz con Leche, una combinación que puede llamar a la suspicacia, pero que luego de ser probado se convierte en el favorito de muchos. Su preparación es un poco compleja, pero todos aseguran que vale la pena. El Arroz con Leche consiste en la realización de asopado compuesto por arroz, leche condensada, lecha evaporada, mantequilla y canela. Se puede comer frío o caliente, pero la mayoría de las personas lo prefiere a temperatura ambiente.

dulce

Para los amantes de los pudines está el Majarete, una deliciosa combinación de maíz tierno, leche, azúcar y canela. Su aroma es especial. pues la mezcla de sus ingredientes produce un olor bastante agradable, y es ideal para consumirse en una calurosa tarde de verano. Su modo de preparación es relativamente sencillo para una persona amante de la cocina, y también se puede conseguir en supermercados y restaurantes.

Las paletas también tienen su versión dominicana con los pilones. Una rica paleta que resulta de la realización de un caramelo con sabor a coco. Es probablemente el plato más dulce de todos los mencionados y el favorito de los niños. Es también fácil de conseguir, ya que está disponible en colmados, supermercados, semáforos y en varios tipos de comercio. Antes eran muy populares en los cumpleaños infantiles, pero con la entrada de marcas internacionales en el mercado las nuevas generaciones los han ido sustituyendo.

En el país hay un bizcocho muy especial. Se le llama Bizcocho Dominicano por la forma en que se prepara. Tiene básicamente los mismos ingredientes que un pastel normal, pero las proporciones de los mismos son variadas para resultar en una masa de color amarillento y textura áspera que puede consumirse solo, recién salido del horno, o con algún suspiro o crema que suavice un poco el bocado. Una forma muy típica de comerse este tipo de bizcocho es acompañándolo con un vaso de refresco rojo (de frambuesa). Esto forma parte de una tradición que va de generación en generación y que llama a la nostalgia con tan solo pensar en él.

Sin embargo, el plato dulce más famoso y totalmente autóctono de la isla son las populares Habichuelas con Dulce. Su consumo tiene un pico interesante durante la época de cuaresma, pues en la mente de todos está especialmente asociado a este periodo del año, y muchas personas lo ven como parte esencial de esta celebración religiosa. Su elaboración es bastante compleja y delicada, se necesita de leche condensada, leche evaporada, azúcar crema (preferiblemente), canela, batata y galletitas. Al igual que el arroz con leche algunos prefieren las habichuelas recién preparadas, mientras que otros las llevan a la nevera y la conservan por unos días.

La cultura gastronómica de la República Dominicana es bastante rica en sus platos y la parte dulce tiene un lugar muy especial en el corazón de todos los dominicanos, por lo que es muy probable que caminando por las calles del país uno se pueda encontrar con una de estas delicias en cualquier momento.

Share Button

¡A ejercitarse!

Noviembre 11, 2014 by  
Archivado en ¡A ejercitarse!

Cada día se hace más notable la necesidad de mantener el cuerpo en condiciones óptimas a través de una sana alimentación y de la realización de ejercicios que permitan mejorar el desenvolvimiento del cuerpo. Son muchas las opciones que tienen las personas para elegir qué actividad física es la que más le conviene o la que más le gusta hacer. Casi tan importante como la actividad que deseamos realizar, es el lugar dónde decidimos realizarlas, y es por esta razón que las grandes ciudades (y sus ayuntamientos) se han visto en la necesidad de planificar y designar zonas públicas en las que las personas puedan desarrollar las actividades físicas de su preferencia y cuenten con todas las herramientas necesarias para esto, incluyendo la seguridad de qué nada fuera de lo normal pueda suceder mientras hacen sus ejercicios.

En Santo Domingo y Santiago existen varios lugares que han sido designados para estos fines. Todos cuentan con la estructura necesaria para las diferentes actividades que la persona quiera realizar. Algunos sitios están disponibles para caminar, correr, montar bicicleta o patinar. Otros tienen amplios espacios para realizar la famosa Zumba, o tener sesiones de Yoga o Pilates, también tandas de entrenamiento crossfit, e incluso hay espacios con máquinas especializadas para levantar pesas o realizar ejercicios cardiovasculares. Es una labor en conjunto de la sociedad privada y las autoridades para mantener espacios provechosos para el desarrollo físico y salud de los habitantes de estas zonas.

El Parque Mirador del Sur es conocido como el pulmón de la ciudad de Santo Domingo. Es una extensión de poco más de 10 km de longitud lleno de árboles, espacios abiertos y vías que lo conectan. Su construcción se inició en el año 1968, y al pasar de los años fue creciendo hasta convertirse en lo que es hoy. Sus áreas están divididas para correr y/o caminar de un lado y montar bicicleta y/o patinar del otro. Cada kilómetro está marcado con un número gigantesco y todos se encuentran pintados por grandes artistas locales. El mirador tiene suficientes espacios abiertos para participar en clases en grupo de Yoga, Pilates, Zumba o entrenamientos normales. También es excelente para jugar béisbol o baloncesto y para simplemente disfrutar del paisaje.

zumba

Justo en el medio de la ciudad se encuentra el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, un espacio de más 720,000 metros cuadrados y que alberga más de 18 instalaciones deportivas con canchas de baloncesto, tenis, voleibol, gimnasio, pabellones de esgrima, natación, ajedrez, judo, lucha y un estadio olímpico con butacas para más de 20,000 personas. Aparte de contar con miles de metros cuadrados al aire libre para la realización de cualquier tipo de actividades. De hecho es muy común que las personas le den varias vueltas a todo el centro como ejercicio. Estas instalaciones son públicas y están a la disposición de todos los ciudadanos que deseen utilizarlas para la realización de los ejercicios en cada una de sus disciplinas. Este espacio fue remodelado en el año 2003 para servir como la sede principal para los eventos de los Juegos Panamericanos de ese año.

El Parque Iberoamérica es un complejo recientemente inaugurado por el Ayuntamiento Nacional alrededor de las instalaciones del Conservatorio Nacional de Música. Es un área verde cercada y segura donde las personas pueden ir a hacer sus ejercicios regulares como correr y caminar disfrutando de la vegetación del lugar, pero también disponen de un área de máquinas de gimnasio para realizar actividades más específicas.

Ubicado en la zona periférica de la única playa dentro de la ciudad se encuentra el Parque de Guibia. Esta zona cuenta con varios kilómetros para el disfrute de los visitantes. Las aguas de esta playa son muy utilizadas por los surfistas y cuenta también con canchas de voleibol y diferentes máquinas de pesas y ejercicios cardiovasculares, así como también con área infantil para el disfrute de los pequeños.

En Santiago, la Plaza del Monumento es el lugar favorito por los residentes para salir a disfrutar del aire fresco y de una buena caminata. Sus jardines están hermosamente decorados y cuenta con un borde de varios kilómetros de acera para recorrer y quemar unas cuantas calorías.

Las opciones están ahí. No hay excusa para quedarse sentado y no hacer nada, tanto Santo Domingo como Santiago cuentan con hermosas áreas bien ubicadas para realizar los ejercicios que prefieras de forma fácil y segura.

Share Button

Los mercados de Santo Domingo

Noviembre 8, 2014 by  
Archivado en Santo Domingo

 

A pesar de las grandes plazas comerciales y del comercio formal ser parte del foco de las visitas que reciben anualmente los países de sus turistas, todas las ciudades del mundo tienen famosos mercados a los que pueden llegar a sacarle provecho de distintas formas. Espacios dedicados para conseguir alimentos frescos, artículos típicos y productos artesanales. Estos son los espacios ideales para los turistas encontrar toda una variedad de productos tradicionales de la zona que están visitando a precios especiales y realizados para ser exportados.

Cada mercado es único y cuenta con características muy particulares en su estructura, sus participantes y también en los horarios en los que están abiertos al público. Existe también una variación del mercado que es un poco más íntima y pequeña, el conocido bazar, el mismo es una opción de mercado mucho más especializado y los productos que se intercambian en él generalmente tienen un origen similar. Lo importante es siempre buscar y encontrar este tipo de actividades que ayudan a la pequeña economía local y también sirven para conocer mucho mejor a un pueblo y sus habitantes, a través de conversaciones casuales y negociaciones que terminan en clientes satisfechos.

En la República Dominicana existen todo tipo de mercados. Cada uno con distintas particularidades y con un despliegue de productos y “servicios” únicos que sirven a los visitantes para encontrar esa pieza única y especial que desean llevarse a casa, o en el caso de los alimentos, probar y conocer aquellos frutos, vegetales y carnes que se producen localmente o que incluyen variaciones muy características de la región por la forma en qué se venden o la manera en que se pueden preparar. Estos mercados también son el punto de encuentro en el que locales y turistas se encuentran cada uno en búsqueda de sus propios intereses, pero dónde además tienen la oportunidad de compartir y conocerse mejor.

mercado santo domingo

El mercado por excelencia en la ciudad de Santo Domingo es el famoso Mercado Modelo. Este lugar ubicado en la popular Avenida Ramón Matías Mella, al norte de la Zona Colonia,l es un punto de referencia para todos aquellos que visitan la isla. Este mercado cuenta con más de 70 años de historia, fue inaugurado en el año 1942 por el dictador Rafael Leónidas Trujillo. Fue pensado como un lugar en el que los dominicanos pudieran obtener productos agrícolas y ganaderos de calidad y a buen precio. Al momento de su apertura éste se encontraba localizado justo en el centro de la ciudad, pues apenas comenzaba el desarrollo urbano de Santo Domingo. Sin embargo, hoy en día el Mercado Modelo se ha convertido en toda una atracción turística. Sus poblados pasillos se encuentran llenos de una gran variedad de productos de fabricación local y en su mayoría artesanal. Entre los objetos que se pueden encontrar en él están: piezas de barro, pinturas, artesanías, t-shirts, gorras, sombreros, dulces y toda una amplitud de objetos bajo la marca “Santo Domingo”. Es importante saber al momento de visitar este lugar, que como la gran mayoría de mercados en el mundo es necesario negociar los precios hasta llegar a un punto que sea justo para ambas partes y todos estén satisfechos con la transacción.

Otro mercado muy conocido es la Feria Ganadera, ubicada en la Avenida George Washington. Es el lugar por excelencia para encontrar productos agrícolas y carnes traídas desde los campos dominicanos. Todos los productos siempre están en frescas condiciones y los precios son bastante asequibles. Este es el mercado idóneo para conseguir frutos como el ñame, o víveres como el plátano, para probarlos y disfrutarlos. A diferencia del Mercado Modelo, en la Feria Ganadera los precios son bastante buenos y no hay una necesidad fuerte de negociar.

Estos dos mercados diferentes en sus productos, pero atendidos por la misma gente amable y sonriente son los dos más populares en todo Santo Domingo. En ellos los dominicanos y los turistas encuentran todo lo que buscan y pasan un buen rato paseando entre local y local. Sin lugar a dudas, son unos de los puntos por visitar en cualquier parada en la ciudad. La vida en los mercados es alegre, divertida y diferente. Son lugares especiales que reciben a todo el mundo con los brazos abiertos y cientos de opciones para elegir.

Share Button

El sancocho

Noviembre 8, 2014 by  
Archivado en El Sancocho, Gastronomía

En el amplio mundo gastronómico hay un grupo de platos que trascienden su origen. Que sin importar de dónde vienen, su carácter delicioso es innegable. Solo un conjunto de pequeños manjares se da el lujo de estar en esta lista y es que para entrar en ella la primera condición es lograr igual preponderancia en dos o más países. Es decir, que éstos adopten el plato como si fuera suyo, lo proclamen como tal y que incluso empiecen a desarrollar variaciones que conviertan la receta en algo muy particular de ellos.

En el caso de la República Dominicana hay un plato que guarda estas características y no hay dominicano que diga que este no es originario del país. De hecho está considerado como la comida que el dominicano ausente más extraña cuando se encuentra lejos de su país y es generalmente el menú con que lo reciben cuando él mismo regresa. Hablamos del sancocho, sin lugar a dudas un plato que encierra sentimientos, emociones y nostalgia con tan solo mencionar su nombre.

Cada dominicano dirá que conoce a quién prepara el mejor sancocho y puede ser verdad. Con el paso de los años muchos perfeccionan este arte y sus combinaciones son sencillamente insuperables. Cada quien con su estilo particular le inyecta vida a un plato que ya es emblema de la República Dominicana y el cual es sumamente buscado por los extranjeros que visitan la isla durante sus vacaciones o incluso viaje de negocios. Son muchos los artistas y personalidades internacionales que al visitar Santo Domingo u otra de las provincias de RD piden a sus manejadores y productores que por favor los lleven a probar el famoso manjar.

Por su preparación y su modo de servir este plato es mejor consumirlo cuando la temperatura está bajita para no terminar sudando fuertemente por el calor y lo caliente del sancocho. Su fama es tal en este sentido que el plato es muchas veces asociado a los días de lluvia y en un país con un clima tropical estos pueden ser muchos.

sancocho

La composición del sancocho es la de un caldo bien espeso que se realiza con una base de tubérculos como la yuca, el ñame, la papa y el plátano. Ya sea con uno de estos o con una combinación de algunos. También se le pueden agregar legumbres como los frijoles, arvejas, lentejas, gandules, habas. Por otra parte y para completar la receta se le agrega algún tipo de carne, puede ser pollo, gallina, res, cerdo, pescado, hígado, costilla, chivo, pavo o la que el chef prefiera. En el caso de la República Dominicana las dos variantes más conocidas de este suculento plato son el sancocho de siete carnes y el sancocho de habichuelas (rojas o negras).

Además de estos ingredientes como base, cada quien lo puede preparar a su gusto y agregar algunos elementos que sean de su preferencia. En ese caso se le puede agregar mazorcas de maíz, papa, plátano maduro, bollitos de harina de trigo, ahuyama, yautía, batata y zanahoria. Y para darle sabor es muy común utilizar hierbas y especias como la cebolla, el ajo, cilantro, verdura, apio, ají y orégano. Y por último no pueden faltar la sal y la pimienta. Muchos ingredientes pueden variar en otras naciones del continente, aunque el resultado final será muy parecido.

La importancia cultural del sancocho es grande. Ha permeado en el gusto popular, en el lenguaje cotidiano y hasta en la música. Cuando una situación aparenta estar complicada o confusa se le dice popularmente “eso es un sancocho” aludiendo a la gran variedad y cantidad de ingredientes del mismo. Y en cuanto a la música el merengue “El sancocho prieto” ha sido grabado por importantes artistas dominicanos como Vinicio Franco, Joseito Mateo y Johnny Ventura y bailado en muchas fiestas y celebraciones incluso después de degustar un buen sancocho.

El sancocho puede ser encontrado en Colombia (de dónde se presume es originario), Cuba, Puerto Rico, Panamá, Ecuador y Venezuela. Pero es la hermosa isla de la República Dominicana dónde ha encontrado un hogar y una identidad hasta ganarse la posición del plato favorito por millones y millones de ciudadanos que ven en el sancocho un manjar de dioses.

Share Button