Dulces dominicanos

noviembre 21, 2014 by  
Archivado en Dulces Dominicanos, Gastronomía

Si existe algo universalmente conocido como el elemento perfecto para hacer feliz a una persona es el dulce. No importa la forma, procedencia o sabor, esa deliciosa experiencia le sube el ánimo a cualquiera y generalmente la gastronomía de un país no está completa sin un buen repertorio de dulces típicos para probar y disfrutar durante la estadía. En República Dominicana este repertorio es bastante amplio e incluye desde recetas simples hasta platos complejos que requieren días de preparación.

Uno de los dulces esenciales para los dominicanos es el Pan de Batata. Una combinación de leche de coco, canela, jengibre y batata rayada, de la que se obtiene un pan dulce, de textura gruesa y mucho sabor. La batata o sweet potato, como se le conoce internacionalmente, permite transformarla en una especie de harina y puede ser utilizada para preparar este pan o algún pastel acompañado con alguna mermelada o almíbar.

El coco es muy común como ingrediente para los dulces dominicanos, y existen varias recetas que lo incluyen con un nivel protagónico dentro de las mismas. Tal es el caso del Jalao de Coco, que resulta de la mezcla de coco rayado con melaza (o melao), una miel que se obtiene de la caña de azúcar. También está el Palito de Coco, que se puede comprar en los semáforos y es prácticamente coco con azúcar. Otro ejemplo es el Chumberele, una receta que se asemeja en textura a un macarrón y se realiza con la combinación de coco, leche evaporada y limón.

Un plato famoso dentro del catálogo de postres dominicanos es el Arroz con Leche, una combinación que puede llamar a la suspicacia, pero que luego de ser probado se convierte en el favorito de muchos. Su preparación es un poco compleja, pero todos aseguran que vale la pena. El Arroz con Leche consiste en la realización de asopado compuesto por arroz, leche condensada, lecha evaporada, mantequilla y canela. Se puede comer frío o caliente, pero la mayoría de las personas lo prefiere a temperatura ambiente.

dulce

Para los amantes de los pudines está el Majarete, una deliciosa combinación de maíz tierno, leche, azúcar y canela. Su aroma es especial. pues la mezcla de sus ingredientes produce un olor bastante agradable, y es ideal para consumirse en una calurosa tarde de verano. Su modo de preparación es relativamente sencillo para una persona amante de la cocina, y también se puede conseguir en supermercados y restaurantes.

Las paletas también tienen su versión dominicana con los pilones. Una rica paleta que resulta de la realización de un caramelo con sabor a coco. Es probablemente el plato más dulce de todos los mencionados y el favorito de los niños. Es también fácil de conseguir, ya que está disponible en colmados, supermercados, semáforos y en varios tipos de comercio. Antes eran muy populares en los cumpleaños infantiles, pero con la entrada de marcas internacionales en el mercado las nuevas generaciones los han ido sustituyendo.

En el país hay un bizcocho muy especial. Se le llama Bizcocho Dominicano por la forma en que se prepara. Tiene básicamente los mismos ingredientes que un pastel normal, pero las proporciones de los mismos son variadas para resultar en una masa de color amarillento y textura áspera que puede consumirse solo, recién salido del horno, o con algún suspiro o crema que suavice un poco el bocado. Una forma muy típica de comerse este tipo de bizcocho es acompañándolo con un vaso de refresco rojo (de frambuesa). Esto forma parte de una tradición que va de generación en generación y que llama a la nostalgia con tan solo pensar en él.

Sin embargo, el plato dulce más famoso y totalmente autóctono de la isla son las populares Habichuelas con Dulce. Su consumo tiene un pico interesante durante la época de cuaresma, pues en la mente de todos está especialmente asociado a este periodo del año, y muchas personas lo ven como parte esencial de esta celebración religiosa. Su elaboración es bastante compleja y delicada, se necesita de leche condensada, leche evaporada, azúcar crema (preferiblemente), canela, batata y galletitas. Al igual que el arroz con leche algunos prefieren las habichuelas recién preparadas, mientras que otros las llevan a la nevera y la conservan por unos días.

La cultura gastronómica de la República Dominicana es bastante rica en sus platos y la parte dulce tiene un lugar muy especial en el corazón de todos los dominicanos, por lo que es muy probable que caminando por las calles del país uno se pueda encontrar con una de estas delicias en cualquier momento.

Share Button