El Teatro Dominicano

octubre 31, 2013 by  
Archivado en El Teatro

Carcajadas, llanto o asombro son reacciones que los asistentes a una sala de teatro tienden a compartir en una velada cualquiera. Al momento que las luces se apagan y se enciende el escenario empieza una montaña rusa de emociones y una relación de complicidad entre espectador y actor que resulta en pura magia. Es quizás por esto que el teatro no se fija riquezas, ni se mide por el tamaño del escenario, se mide en entrega y pasión. Es un arte que viaja por el mundo y hace suyo cualquier espacio para lograr su expresión.

teatro dominicano

En Santo Domingo existen múltiples salas que dan cabida a que niños, jóvenes y adultos disfruten de la experiencia teatral. Y la cartelera es variada en temas y talentos. Desde personalidades de la televisión, hasta actores formados en la Escuela de Bellas Artes, todos aportan su grano de arena para que esta industria crezca y se fortalezca cada día más. Hoy en día una generación joven se está interesando en el teatro como medio de transmisión de emociones y cada vez más son ellos quienes llevan las riendas de la industria.

Desde finales de la década de los 90’s República Dominicana empezó a incursionar en la realización de musicales al estilo Broadway. Y en poco menos de 15 años la industria ha crecido y calado en el gusto de todos los dominicanos y los turistas que visitan la isla.

Un proyecto que empezó con un sueño con la realización del musical “Grease” a cargo de la productora Nuryn Sanlley, pionera en este tipo de montajes,, poco a poco fue tomando fuerza y hoy en día en el país ya se han presentado musicales de fama mundial de la talla de “Les Miserables”, “La Bella y la Bestia”, “Chicago”, “Rent”, “Hairspray”, “El Violinista en Tejado”, “El Beso de la Mujer Araña”, “Annie”, “Evita”, “Godspell” y más recientemente “Legally Blonde, el musical” entre muchos otros de la mano de reconocidos productores como Amaury Sánchez, Luichy Guzmán, Carolina Rivas, Guillermo Cordero, Haffet Saba y José Rafael Reyes.

El despegue de esta industria trajo consigo también el desarrollo del talento joven que antes no contaba con este tipo de plataformas para demostrar todo lo que podía hacer. Es así como entre los productores, los talentos y el público se ha formado una unión que permite que unos cuantos fines de semana al año se pueda disfrutar de un teatro musical de calidad en República Dominicana.

El teatro convencional también ofrece una amplia cartelera. Incluso podría decirse que hasta más amplia que las propuestas musicales, pues por el bajo costo que conlleva una producción de una obra suelen ser más rentables y sostenibles que un musical para los productores. Otro elemento importante es que solo tres teatros en el país son lo suficientemente espaciosos para alojar producciones de gran escala. El Palacio de Bellas Artes con alrededor de 600 butacas y el Teatro Nacional (Santo Domingo) y el Teatro Regional (Santiago) ambos con aproximadamente 1,200 butacas disponibles para el público.

Para disfrutar de buen teatro en República Dominicana solo hay que estar atento a las redes sociales, los medios de comunicación y páginas especializadas. Las salas de teatro como el Guloya, Las Máscaras y Casa de Teatro mantienen actualizados sus calendarios en línea todo el año. Otra opción es revisar las páginas de ventas de boletos Ticketexpress y Uepa Tickets, que tienen en sus agendas los eventos más importantes de la temporada. Y por último, los blogs y medios de comunicación local son una excelente guía para conocer las actividades más cercanas y las opciones que más se ajusten a las necesidades de cada espectador.

El teatro siempre será ese medio natural en el que podemos presenciar las emociones más humanas representadas en vivo y compartidas con una audiencia que emprende esa aventura junta. Al mismo tiempo es un entretenimiento sano que se ajusta a la personalidad de cada quién. En República Dominicana las opciones serán variadas y estarán listas para el disfrute de todos aquellos buscando una noche diferente y llena de la magia que solo el teatro puede ofrecer. Un musical o una obra de seguro estarán esperando en cartel para que el público pueda acudir a llenarse de emociones inigualables.

Share Button