El Carnaval Dominicano

diciembre 7, 2014 by  
Archivado en El Carnaval Dominicano

Como una forma de expresión y celebración de los pueblos nacen los carnavales. Festividades que en un principio tenían connotaciones de santería y brujería, pero que hoy en día son una forma que tienen los ciudadanos de un país de celebrar su identidad y compartir como nación una herencia cultural de cientos de años de tradición. La República Dominicana, así como Brasil o New Orleans, no escapa de esta manera de festejar y en febrero coincidiendo con sus celebraciones patrias, cada región del país se une en una forma diferente de expresión y de vivir el carnaval.
La historia del carnaval en la República Dominicana se extiende hasta la época colonial, cuando los habitantes de la isla se disfrazaban en respuesta a las actividades españolas de las carnestolendas. Es por esto que se dice que el carnaval como tal en RD nace en el siglo XVI, aunque con el paso de los años se fue perdiendo hasta retomar fuerza durante las batallas para lograr la república entre los años 1844 y 1865 y de ahí la razón por la que se encuentra íntimamente relacionado al mes de febrero, período dónde se celebra la independencia y al mismo tiempo coincide cada año antes de la celebración cristiana de la cuaresma.

carnaval3
El carnaval más importante del país se realiza en la ciudad de La Vega y se caracteriza por las festividades que se extienden por todo un mes. Cada domingo miles de dominicanos invaden las calles de esta provincia para presenciar las distintas compañías de diablos cojuelos que salen a celebrar con música, y a repartir vejigazos entre los presentes. Este carnaval, por la cantidad de flujo de personas que atrae, poco a poco fue ganado importancia para el país, tanto por los turistas que acuden como también por la cantidad de dinero que aporta a la economía de la ciudad. El carnaval de La Vega moviliza una serie de patrocinadores y genera una gran cantidad de empleos, al mismo tiempo que pone en movimiento al comercio de la zona con la cantidad de visitantes que produce. Aparte de los diablos cojuelos, en las calles es muy común ver a personas disfrazadas y a personajes que forman parte emblemática del carnaval dominicano en general.
El otro carnaval que le sigue en importancia al de La Vega es el carnaval de Santo Domingo.

La fecha en que este se celebra varía de año en año, pero en la mayoría de las ocasiones es el fin de semana antes de la celebración de la independencia, que es el 27 de febrero. A diferencia de La Vega, en Santo Domingo solamente se celebra una vez, sin embargo desde hace unos años se están haciendo esfuerzos por parte del gobierno y la alcaldía para lograr que se hagan actividades todos los domingos al igual que en otras provincias. Hasta el momento el principal atractivo de este carnaval es que consiste en un desfile en el cual varias comparsas y carrozas se pasean por el Malecón de la ciudad (algunos años se realiza también en la Avenida Winston Churchill) ,exhibiendo vistosos trajes y grandes decorados. Un espectáculo visual bastante atractivo y que permite a los espectadores colocarse en diferentes tramos del trayecto para disfrutar cómodamente de cada participación. Para aquellos que no quieren salir a las calles, todo el desfile es transmitido por televisión y así lo pueden disfrutar desde sus hogares.

carnaval4

Son muchas las personas que componen el ambiente del carnaval dominicano. Entre ellos está el famoso Roba la Gallina, Se Muere Rebeca, Califé, Los Platanuses, Nicolás Den Den y los Pirulíes. Cada uno con una vistosidad en sus trajes y su forma de caminar por las calles divirtiendo a todos los presentes.
Para disfrutar de las celebraciones del carnaval en República Dominicana solamente hay que visitar la isla durante el mes de febrero. La mayoría de las actividades son gratuitas y el único costo es el elemento del transporte, en especial si se va a visitar La Vega, Santiago o La Romana. Pero, en general es una celebración del pueblo y para el pueblo que está al alcance de cualquier persona. Si la vida es un carnaval, no hay mejor forma para celebrarla que en República Dominicana.

Share Button